You have already voted.

Mosquiteras, filtros antipolen, etc. Todo lo que necesitas para sobrevivir a la alergia esta primavera.

La llegada de la primavera es sinónimo de júbilo y alegría: los días se van haciendo más largos, el sol empieza a calentar más, las calles recuperan su vida y los parques se llenan de flores. Una época perfecta, ¿verdad? Sin embargo, hay un grupo de personas para los que la primavera puede ser una pesadilla: los alérgicos al polen. Ni siquiera dentro de casa pueden librarse de los molestos efectos que el polen y el calor generan en su organismo. ¿O quizás con unas mosquiteras? Tranquilo, en Comprarcasa queremos dejarte algunos consejos y hablarte de algunos productos que te ayudarán a proteger tu casa del polen.

Utiliza filtros antipolen

Por desgracia, las alergias son cada vez más comunes en nuestra sociedad. Pero gracias a los avances de nuestro tiempo, hay soluciones innovadoras que pueden ayudarnos a vivir mejor. Los filtros antipolen son una de estas soluciones.

Son elementos que pueden instalarse en los aparatos de aire acondicionado y sirven para eliminar las partículas de polen que puedan acceder al interior del habitáculo, mejorando sustancialmente la calidad del aire que penetra en nuestro hogar.

Añade mosquiteras en tus ventanas

Las mosquiteras, de por sí, son una opción muy interesante para los alérgicos al polen porque dificultan muchísimo su entrada en casa, ya que actúan de filtro, así que no dudes en utilizarlas.

Pero es que además hay modelos de mosquiteras en el mercado que ofrecen protección solar, de manera que, también podremos combatir los efectos negativos del sol durante la primavera y verano.

Cuidado con el horario de ventilación

Un dato importante que debes conocer si eres alérgico o convives en casa con alguno, es que la concentración de polen es mucho mayor en dos momentos del día: desde las 5 hasta las 10 de la mañana y desde las 19h hasta que anochece.

Por lo tanto, lo más recomendable en esas horas del día es que las ventanas de tu casa estén cerradas, de manera que puedas limitar al máximo el acceso de polen a tus habitaciones. Parece algo obvio, pero estas pequeñas medidas son las que más te ayudarán a combatir el polen.

Cámbiate de ropa al llegar a casa

Otro aspecto que debes tener en cuenta es que los granos de polen se enganchan en la ropa con suma facilidad. Por eso, aunque instales mosquiteras y filtros de aire acondicionado, no servirá de nada si llevas las partículas pegadas en tu ropa.

Por ello, debes evitar en la medida de lo posible que el polen entre contigo en casa. Como eso es algo difícil, ya que la partícula promedio tiene un ancho menor que un cabello humano, los expertos recomiendan cambiarse de ropa nada más llegar a casa.

Evita remover el polen

Otro pequeño detalle que podemos evitar fácilmente y debes tener en cuenta si eres alérgico es que si tienes jardín o terraza, tengas cuidado con barrer el polen a menudo o cortar la hierba todos los días, ya que, seguramente removerás polen.

Lo más aconsejable es delegar estas tareas en otras personas que no tengan alergia y, además, realizarlas con menos frecuencia que en otras épocas del año. Al contrario de lo que mucha gente piensa, el polen amontonado en el suelo es menos peligroso que el que flota en el aire, ya que puede entrar con más facilidad a las habitaciones.

Utiliza gafas siempre que sea posible

Si eres alérgico, seguro que una de las cosas que más te molestan es ese intenso picor en los ojos que te produce el polen. Por lo tanto, siempre que vayas a salir a la calle lleva contigo tus gafas de sol: te protegerán de los efectos del polen en tus ojos y también de los rayos ultravioletas del sol.

Pero no solo en la calle, si tienes algún defecto visual y utilizas lentillas en casa, deberías recuperar las gafas tradicionales porque también sirven de barrera ante el polen, el polvo y otras muchas sustancias que causan alergia.

De noche, no bajes la guardia

Tendemos a pensar que, de noche, los síntomas de las alergias se reducen, pero esto no es del todo cierto. Como hemos visto, a las 5 de la mañana empiezan los procesos de polinización más fuertes.

Por lo tanto, debemos evitar dejar las ventanas abiertas durante la noche. Con el calor típico de estos meses, es imposible dormir con las ventanas cerradas y no agobiarte en el intento. ¿Cuál es la solución? Utilizar mosquiteras en tus ventanas para que te protejan de las partículas del polen.

Las publicaciones contenidas en el Blog de Hipotecas.com tratan temas de actualidad que pretenden ser de utilidad para nuestros lectores. No obstante, es posible que algunos de los post menos recientes contengan información no actualizada, por ello es necesario que compruebes siempre la fecha de publicación del post.