You have already voted.

La leyenda del día de Sant Jordi y el dragón

El 23 de abril se celebra en Cataluña el día de Sant Jordi, patrón de la comunidad. Esta festividad coincide con la celebración del día del libro, que se conmemora en esta fecha por ser la de la muerte de dos grandes escritores: Shakespeare y Cervantes.

Sant Jordi es también conocido por los catalanes como un patrón entre los enamorados, de ahí a que el 23 de abril las parejas y amigos se intercambien regalos: un libro para los hombres y una rosa roja para las mujeres. Esta tradición popular llena las calles de las ciudades catalanas de rosas y libros por un día pero la tradición de Sant Jordi también tiene una leyenda.

Sant Jordi, un día de leyenda

Cuenta la leyenda que en la Edad Media, un monstruoso dragón atemorizaba a la población de la villa de Montblanc (Tarragona). El dragón, que ganaba cada vez más terreno hacia la muralla, apestaba con su aliento el agua y el ambiente haciendo estragos entre el ganado. La población desesperada y aterrorizada por la inminente llegada del dragón a la muralla, intentó mantenerlo al margen dándole de comer parte del ganado, hasta que no quedaron  más animales para alimentar a la feroz bestia.

La situación era tan desesperante que los habitantes de la Villa decidieron sacrificar al día a un habitante de la ciudad. Todos los nombres de los habitantes, incluidos el del rey y la princesa, se volcaron en un puchero, donde cada día una mano inocente sacaba la papeleta con el nombre de la persona elegida. Un día la papeleta llevaba el nombre de la princesa, y aunque el rey suplicó por la vida de su hija, la princesa tuvo que afrontar su terrible destino y se dirigió hacia el dragón esperando ser engullida.

En ese momento, un caballero con armadura brillante y caballo blanco apareció entre la bruma en rescate de la princesa. El caballero, llamado Sant Jordi, sometió al dragón, que cayó al suelo desplomado. De la sangre que manaba del animal se formó un hermoso rosal con las rosas más rojas jamás vistas, el caballero arrancó una rosa y se la ofreció a la princesa, creando así la famosa tradición.

Las publicaciones contenidas en el Blog de Hipotecas.com tratan temas de actualidad que pretenden ser de utilidad para nuestros lectores. No obstante, es posible que algunos de los post menos recientes contengan información no actualizada, por ello es necesario que compruebes siempre la fecha de publicación del post.