You have already voted.

7 razones para cambiar de casa

Todo tiene un principio y un final. Frase típica pero no por ello menos cierta. Si no lo crees, piensa en aquel amor de instituto que pensabas que sería para siempre. No menos cierto es que nuestros gustos cambian con el tiempo. ¿Tampoco lo crees? Te retamos a que mires una foto tuya de hace 15 años y pienses sinceramente si hoy en día repetirías ese modelito. La vida está llena de cambios y las mudanzas siempre suponen un nuevo comienzo.  ¿Has pensado en cambiar de casa pero no te atreves? No te preocupes, no eres el único. Los españoles somos los europeos más reacios a cambiar de casa, dos veces en la vida frente a las cuatro veces de la media europea.  En Comprarcasa te vamos a dar 7 razones para cambiar de casa.

Tu casa ya no te gusta

¡Tranquilo! No eres la primera persona a la que le pasa. Después de tanto tiempo, esfuerzo y dinero invertido en tu hogar, ya no te gusta. “¿Cómo me voy a cambiar de casa ahora?”, te preguntas. Fácil. Puedes probar a vender tu vivienda o alquilarla para irte a otra que se ajuste más a tus intereses o necesidades.

Tu barrio no va contigo

A pesar de estar contento con tu casa, la zona en la que está ubicada no te convence. Faltan servicios,  comercios, infraestructuras y transportes o, en el peor de los casos, te crea inseguridad salir a ciertas horas de la noche. Da igual el motivo.

Busca una zona que vaya contigo, un barrio residencial en el que criar a tus hijos o una zona céntrica repleta de lugares de ocio. Hay zonas para todos los gustos, así que encuentra la tuya y busca una vivienda en ella. ¿Piensas que una vivienda en otra zona será más cara? Descubre como puede ayudarte con la financiación un agente inmobiliario.

La familia aumenta

¡Qué buena noticia! Un nuevo miembro en la familia siempre es una alegría pero… quizás os falte espacio. Si tu casa se queda pequeña, no lo dudes, busca y encuentra una nueva vivienda en la que todos tengáis vuestro espacio. Actualmente existen soluciones financieras que te permitirán comprar una nueva vivienda mientras vendes la tuya.

La familia disminuye

Pasan los años, tus hijos crecen y abandonan el nido familiar. “Ley de vida”, piensas. Llevas un tiempo haciéndote a la idea y pensando en los nuevos planes que podrás hacer ahora y el tiempo que tendrás para ti, pero llegado el momento, no puedes evitar sentir pena porque “tus pequeñines”, que te sacan una cabeza, abandonan tu casa.

También te das cuenta de que ahora te sobra espacio. Más metros que limpiar y habitaciones que prácticamente no se usarán, aumentaran tu sensación de tristeza. Por lo tanto, esta es otra razón para cambiar de casa o para dejar la ciudad y volver a vivir en un pueblo. 

Tu economía ha cambiado

Compraste una vivienda pequeña y acorde a tus posibilidades cuando tenías 25 años. Ahora, por suerte, tu poder adquisitivo ha mejorado y puedes permitirte una vivienda más grande o en otra zona. O, por el contrario, aquel chalet que decidiste comprar resulta tener un mantenimiento mucho más costoso de lo que esperabas. Da igual cuál sea la situación, tu casa debe permitirte vivir cómodo y tranquilo, así que quizá haya llegado el momento de cambiar de casa.

No soportas a tus vecinos

El 70% de la población vive en pisos y los conflictos de convivencia entre vecinos a veces son inevitables. Según el Colegio Profesional de Administradores de Fincas de Madrid (CAFMadrid): la morosidad, los ruidos, las reformas, las obras comunitarias, las humedades y el uso de las zonas comunes son los seis focos de conflictividad más comunes en los vecindarios.

Tener buena relación con tus vecinos es fantástico, te pueden prestar algo que necesites cuando las tiendas están cerradas o incluso regarte las plantas cuando estás de vacaciones. Pero tener mala relación con un vecino puede convertirse en algo realmente molesto. ¿No encuentras una solución? Quizá esté en cambiar de casa.

Un nuevo empleo (muy lejos de tu casa)

Los expertos en recursos humanos aseguran que los trabajos para toda la vida han dejado de existir. De hecho, quién no busca crecer profesionalmente o enfrentarse a nuevos retos profesionales para salir de la zona de confort. Lo cierto es que cambiar de trabajo casi siempre es un motivo de alegría y no suele ser el motivo más habitual para cambiar de casa, a no ser que te hayan ofrecido un trabajo soñado en la otra punta de la ciudad o en otra provincia. ¿Rechazarías el trabajo de tu vida por apego a tu casa?

Si entre tus razones para cambiar de casa está alguna de las siete que te hemos comentado, recuerda que un profesional inmobiliario podrá asesorarte y ayudarte a buscar una nueva vivienda acorde a tus necesidades y situación financiera.

Las publicaciones contenidas en el Blog de Hipotecas.com tratan temas de actualidad que pretenden ser de utilidad para nuestros lectores. No obstante, es posible que algunos de los post menos recientes contengan información no actualizada, por ello es necesario que compruebes siempre la fecha de publicación del post.